Léxico Técnico
Variopinta colección de tecnicismos
Léxico Técnico

Cal

Share Tweet Share

La cal es un aglomerante usado en la construcción, uno de los más importantes junto al yeso y el cemento. Es una sustancia blanca y alcalina que resulta del horneado de la piedra caliza (descomposición por calcinación).

Se conoce como cal viva al óxido de calcio, el primero de los compuestos obtenidos en las caleras (hornos de cal). Al mezclar cal viva con agua, se obtiene el hidróxido de calcio, es decir, la cal muerta o apagada, que es el resultado de una reacción exotérmica que alcanza los 160ºC. Se llama apagar la cal al proceso de hidratar la cal viva para obtener cal muerta.

Un mortero de cal apagada endurece al absorber CO₂, en un proceso llamado carbonatación que solo se da en presencia de aire seco y en el cual se produce de nuevo carbonato cálcico. Es entonces cuando la cal se comporta como aglomerante. La carbonatación es una reacción lenta; puede durar hasta 6 meses.

Existe, sin embargo, otro tipo de cal que no requiere aire para su endurecimiento: la cal hidráulica; para distinguirla de las anteriores nos referimos a aquéllas como cales aéreas (porque endurecen en presencia de aire). Por tanto, como también ocurre con el cemento, la cal hidráulica puede fraguar en presencia de agua.

En cuanto a su composición, la cal hidráulica surge como resultado de la calcinación de piedra caliza a la que acompaña una cierta porción de arcilla.

La argamasa de cal se obtiene al mezclar cal, arena y agua. Este mortero de consistencia plástica se usa para levantar paredes de ladrillo, muros de mampostería, etc; pero también se puede usar como mortero para enfoscar paredes o llevar a cabo técnicas decorativas, como el esgrafiado.