Léxico Técnico
Variopinta colección de tecnicismos
Léxico Técnico

Ladrillo

Share Tweet Share

Encontré Roma como una ciudad de ladrillos y la dejé como una ciudad de mármol. Augusto, primer emperador del Imperio Romano, siglo I a.C.

Un ladrillo es una masa de arcilla cocida en forma de prisma cuadrangular; es más duro, rígido y resistente que un adobe. Con los ladrillos cerámicos se construyen muros, paredes huecas, pozos, arcos, etc.

Las medidas más habituales de un ladrillo son: para el lado largo (soga), de 22 cm a 30 cm; para el lado corto (tizón), de 11 cm a 15 cm; y para la altura, de 3 cm a 10 cm.

Los ladrillos se pueden clasificar por su forma, material o finalidad. Además, por extensión, se llama ladrillo a otras piezas constructivas visualmente parecidas, aun cuando no han sido elaborados de arcilla. Ejemplos: ladrillo de vidrio, de corcho, de escorias...

Tipos de ladrillos

Ladrillo agramilado

Un ladrillo agramilado es un ladrillo prensado que tiene una cavidad en sus caras mayores para alojar el mortero. Se usa para levantar muros de ladrillo visto con juntas muy delgadas.

Ladrillo aplantillado

Un ladrillo aplantillado es aquél que no tiene forma de paralelepípedo rectangular. El término procede de las plantillas que usaban los canteros para labrar los bloques de piedra. Se usa para realzar la estética de ciertos elementos constructivos tales como mochetas, esquinas o dinteles en sardinel. Ejemplo: ladrillo con perfil curvo.

Ladrillo caravista

Es el que presenta un buen acabado, estético y de calidad, en tres de sus caras. Por su valor decorativo se usa para construir fábrica de ladrillo visto en interiores y exteriores. Es más resistente que el ladrillo tosco y apenas necesita mantenimiento.

Ladrillo clínker

Es un ladrillo caravista que se elabora por extrusión usando arcillas especiales como las usadas en el gres extrusionado. En el proceso de horneado son sometidos a mayores temperaturas, lo que aumenta su vitrificación. Por este motivo absorben muy poca agua (menos de un 6 %) y son muy resistentes (su resistencia a la compresión puede superar los 40 N/mm²).

Ladrillo de corcho

Aquél fabricado con partículas de corcho y un aglomerante. Se usan en determinadas posturas de yoga (asanas).

Ladrillo de cuña

El que tiene forma de dovela y es usado para construir arcos.

Ladrillo de escorias

Aquél fabricado con escorias de coque (un residuo combustible sólido, poroso y ligero, resultado de calcinar algunos carbones minerales). El ladrillo de coque fabricado con escorias de centrales térmicas GICC (Gasificación Integrada en Ciclo Combinado) es más ligero, no contamina y requiere menos agua para su elaboración. Por ello se considera un ladrillo ecológico.

Ladrillo de ventilación

Ladrillo semimacizo dispuesto con los canales vistos con el propósito de ventilar o bien una estancia, o bien la cámara de ventilación de una pared con cámara. El ladrillo de ventilación también se usa para ventilar los espacios bajocubierta formados por tabiques conejeros.

Ladrillo de vidrio

También llamado pavés; se llama así al bloque que forman dos mitades de vidrio soldadas que permiten el paso de luz. La fábrica de pavés se puede levantar con mortero especial para vidrio (junta ancha) o con silicona (junta estrecha). Ambas técnicas requieren refuerzos de varilla de acero galvanizado.

Ladrillo esmaltado

Aquél ladrillo clínker con varias caras esmaltadas. Se fabrican por sinterización, aplicando un tratamiento térmico de alta temperatura (superior a 1000ºC) que reduce la porosidad y aumenta la densidad del material. Soporta bien las heladas. El esmalte puede ser blanco o de colores.

Ladrillo flotante

Se trata de un ladrillo muy ligero que se fabrica con tufos volcánicos o silícios, magnesia porosa, piedra pómez y cal, cemento, etc. Estrabon, Vitruvio y Plinio mencionan en sus obras ladrillos flotantes, muy apreciados entonces, fabricados con tierras de la antigua Etruria.

Ladrillo fresco

La pasta de ladrillo que ya ha sido moldeada y está lista para ser introducida en el horno.

Ladrillo hueco

Es el que no es macizo; en su interior posee espacios longitudinales (rasilla) o trasversales (ladrillo semimacizo). En la fábrica construida con ladrillo semimacizo el mortero se filtra por estos canales, lo que aumenta la resistencia del muro.

Ladrillo mahón

El ladrillo hueco de 4 cm o 7 cm de grosor con canales longitudinales, también es conocido como rasilla y supermahón.

Ladrillo moldurado

El ladrillo aplantillado que se coloca de perfil y a sardinel para formar cornisas corridas y molduras voladas en aleros o en los arranques de bóvedas y arcos.

Ladrillo perpiaño

Aquél que traba trasversalmente las dos fábricas de una doble pared de ladrillo.

Ladrillo pichulín

El ladrillo pichulín es aquél que ha sido cortado a dos tercios de su largo (o por la mitad). Se usa para completar una fila o espaciar ladrillos normales.

Ladrillo poroso

El ladrillo ligero y aislante del calor elaborado con barro y material combustible (corteza vegetal o viruta de madera).

Ladrillo portero

El que por presentar defectos de cocción toma un tono apagado.

Ladrillo prensado

El que se prensa por medios mecánicos antes del proceso de horneado.

Ladrillo refractario

Aquél que se elabora con una mezcla de arcillas que incluye partículas refractarias, es decir, más resistentes al fuego. Los ladrillos refractarios tienen aspecto blanquecino. Se usa para construir chimeneas, estufas, barbacoas, hogares, etc.

Ladrillo santo, azul o de hierro

El elaborado con arcilla, cal y óxido férrico, y cocido en exceso hasta alcanzar su vitrificación. El ladrillo santo tiene sus aristas y caras algo alabeadas y, además, su aspecto es más tostado de lo habitual. Es extremadamente duro y se usa en obras hidráulicas. Puesto que no absorbe agua, la fábrica de ladrillo santo ha de construirse con mortero hidráulico.

Vocablos relacionados

Fábrica de ladrillo a panderete

La que se construye colocando horizontalmente los ladrillos sobre su canto.

Suelo de ladrillo armado

Nombre que recibe una técnica constructiva de suelos en la cual se vierte hormigón armado, a modo de vigueta, entre los ladrillos.